LOS MIEMBROS DE ARECIA SOLICITAN ACTUALMENTE EL TRATAMIENTO DE LA LEY CASCIOLI PARA FORTALECER AL SECTOR. ESTE PROYECTO NACIÓ ORIGINALMENTE COMO AGREGADO A LA LEY DE MEDIOS QUE SIENDO PRESIDENTE MACRI ANULÓ POR DECRETO.

15/07/2020
ARECIA (ASOCACION DE REVISTAS CULTURALES INDEPENDIENTES DE ARGENTINA)
OTRAS VICTIMAS DE LA PANDEMIA.

Un estudio realizado por AReCIA sobre la realidad de las revistas culturales independientes, entre las que se incluye El Mundo del Herraje, exhibe la adversa situación que atraviesa el sector como consecuencia de la política económica del gobierno anterior, que se vio aún más complicada con la aparición de la pandemia.

El Mundo del Herraje como publicación periódica forma parte de una organización gremial. Es miembro de la Asociación de Revistas Culturales e Independientes de Argentina (AReCIA), que nuclea casi un centenar de editores. 

Como se enuncia en la nota de tapa, el periódico no pudo retomar la salida de sus ediciones en 2020 recién hasta ahora, es decir cuatro meses sin ver la luz, ni en papel ni en formato digital. 

En 16 años de existencia, fue la primera vez que El Mundo del Herraje se vio forzado a dejar de editarse. Por el contrario, en años mejores tuvo ediciones especiales.

En este contexto, AReCIA republicó su informe anual elaborado a fines de 2019 con el agregado de algunos datos actuales. Pudo evidenciarse en el informe que producto de la pandemia y el aislamiento social preventivo obligatorio, apenas el 16% de las revistas autogestionadas se publicaron en papel en abril y mayo.

Distintos motivos fueron los responsables de esa situación: el cierre de imprentas, la imposibilidad de garantizar la distribución habitual y una ecuación económica totalmente adversa que redujo los ingresos por publicidad y aumentó los costos de impresión. En apenas cinco meses, los incrementos rondaron el 33%; lo que los coloca por encima del aumento del dólar y de la inflación. 

Las pocas revistas que lograron editarse en papel debieron reducir su tirada o la cantidad de páginas. Otras sólo salieron en digital, pero tuvieron que recortar los pagos a colaboradores, tomar préstamos, gastar ahorros y/o dejar de abonar servicios o alquileres. La rentabilidad en digital es menor que en las ediciones en papel. El resto de publicaciones, entre las que nos incluimos, no logró salir ni en digital.

Este octavo informe sobre el sector realizado por AReCIA en noviembre de 2019 expresa que de los 1.182 trabajadores que nucleaba la actividad en 2015, se redujo a 823 en 2019, como resultado de la desaparición de revistas. El promedio de páginas por revista es otro ejemplo que muestra una seria caída, ya que de 2017 a la actualidad se redujo en promedio casi a la mitad.

Las revistas independientes fueron casi una excepción en el ámbito autogestivo al acceder a publicidad oficial durante el macrismo, gracias a la negociación colectiva de que gestionó la entidad. Si bien fueron migajas de la torta, fue vital para la supervivencia de la mayoría de los editores.  Pero la pauta se interrumpió con el pretexto de la veda electoral en 2019 y nunca resurgió. 

Además el macrismo dejó a los editores un tendal de facturas impagas que fue cancelando el gobierno actual en plena pandemia y que sirvió para cubrir deudas por falta de ingresos en los primeros meses de inactividad total, en algunos casos.

La inexistencia de una regulación específica para la distribución de la publicidad oficial a la vez discrimina al, ya que ninguna de las revistas está percibiendo pauta del Estado sea nacional, municipal, provincial o de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Por otra parte, las medidas económicas de emergencia implementadas desde el Estado no reflejan de lleno la naturaleza de las publicaciones por la forma jurídica que adoptan los medios, ya sea en cooperativas de trabajo, asociaciones civiles o ediciones en base a la categoría fiscal de monotributo.

En 2018, AReCIA había declarado el estado de emergencia del sector debido al impacto que las políticas neoliberales durante la administración de Mauricio Macri habían ocasionado en las publicaciones: devaluación, impacto en la estructura de costos y revistas que dejaron de editarse fueron algunos de los efectos que el actual escenario agudizó.


PERSONAJES PÚBLICOS APOYAN LA LEY CASCIOLI Y PARTICIPARON EN AVISOS DE LA INSTITUCIÓN, ARTISTAS COMO CRISTINA BANEGAS, DIEGO CAPUSOTTO, ESTEBAN LAMOTHE Y NORA CORTIÑAS (MADRES DE PLAZA DE MAYO), ENTRE OTROS.

La situación para los medios autogestivos era complicada con anterioridad a la pandemia, es por ello que AReCIA brega por el tratamiento y sanción de una ley que fortalezca del sector. Los ejes centrales de la ley son:

Políticas públicas destinadas a fortalecer el sector de la producción de comunicación cultural autogestiva: fomentándolo, protegiéndolo e impulsándolo.

Buscar una producción de la información fundamentalmente social y más democrática.

Que se declare de utilidad colectiva e interés nacional la producción autogestiva de comunicación cultural independiente por medios gráficos.

Exigir un tratamiento impositivo más justo para con el sector, un sustento económico de parte del Estado destinado a redistribuir los recursos destinados a los medios de comunicación, el acceso prioritario a licitaciones y concursos, y el acercamiento de los mecanismos de difusión y circulación estatales a través de sus instituciones.



CASCIOLI JUNTO A UNA DE LAS CELEBRADAS Y MEMORABLES DE HUMOR REGISTRADO QUE ILUSTRABA EL MISMO / Foto: InfoBAE.

LEY DE FOMENTO A LAS REVISTAS CULTURALES INDEPENDIENTES ¿POR QUÉ LEY CASCIOLI?

Andrés Luis Cascioli, humorista, excelente dibujante y editor. Publicaciones como Satiricón, Chaupinela, El Ratón de Occidente, Perdón y Mad fueron clausuradas, algunas por el gobierno de Isabel Perón, otras por la Dictadura. En 1978 lanzó la revista Humor® que brilló haciendo humor político en 566 ediciones. La Editorial de la Urraca sobrevivió a la Dictadura, pero agobiada por los juicios perdidos iniciados por el expresidente Menem, la persecución política y las deudas tributrarias, la DGI pidió la quiebra en 1999. En 2009, murió Cascioli. 

Más de 20 años después, con la publicación Humor® inactiva, la editorial quebrada y su director fallecido, continuaron y aún siguen apareciendo sentencias adversas del Poder Judicial. 

Un juicio ganado en primera instancia y perdido tras la apelación por una carta de lectores publicada en 1987 que acusaba al abogado tucumano Gustavo Terán Molina, haciéndolo responsable de amenazar de muerte a los descendientes de las tribus calchaquíes de la Comunidad de Alto de Anfama, en Tucumán. Dicha carta tuvo su derecho a réplica por parte de Terán Molina y fue publicada por la revista. 

Sin embargo, casi tres años después, Terán Molina inició una demanda por calumnias e injurias. En el segundo juicio, la ausencia de la carta original, que la editorial no conservó con el correr de los años por cuestiones de volumen del archivo, fue clave en el fallo adverso de la Cámara de Apelación que además consideró negligente a su ex director.

A más de 30 años de la publicación de la carta y a más 20 años de la desaparición de Humor®, la viuda y la hija de Cascioli siguen afrontando juicios y hace poco hasta corrían serio riesgo de perder su vivienda.

Fuente:Arecia http://revistasculturales.org